Miércoles, 26 Abril 2017

S Simón Dice

Fin de año 2015 y año nuevo 2016: a festejar fracasos

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 


El cierre de año de 2015 en México es lamentable en muchos sentidos, no es posible afirmar que las instituciones gubernamentales han asegurado el futuro económico de sus ciudadanos mediante spots y propaganda, no creció la economía y no se fortaleció el dólar y no sé cuántos mejoramos nuestra calidad de vida (y eso que trabajamos); y como hasta ahora los intocables realizaran sus cenas y convivios de fin de año con los impuestos del pueblo. Hace unos días un periódico local (E - Consulta) en el Estado de Tlaxcala anunció que la inseguridad se disparó, hace unos meses una amiga recibió una llamada para extorsionarla en un secuestro express, en otro caso de otra amiga se consumó ese secuestro express y afortunadamente recuperó a su hijo; todavía recuerdo que en estas fechas hace dos años nos asaltaron en la ruta autobuses Tepetitla.

Pero el tema de la inseguridad arroja cifras más que anecdóticas, en México no se rinden informes por parte de la Comisión de Derechos Humanos - la mayoría de la población no sabe quiénes son, ni qué han hecho- y lo peor es que aún seguimos con la idea de que la mayoría de los delitos están en complicidad o en muchos casos realizados por la policía: no olvidemos la impunidad en que está sumida nuestra nación, la supuesta fuga del chapo y la falta de esclarecimiento de la desaparición de los 43 normalistas de guerrero.

En materia de educación, este año la reforma educativa no representa más que un reacomodo político (y ya vamos medio sexenio) el cambio de secretario de educación demuestra que no saben lo que están haciendo allá arriba en la presidencia, ¿qué pasa con el centro de evaluación? Nada, no hacen nada ¿van a festejar su falta de fundamentos antropológicos, epistemológicos, éticos? No existe apoyo al desarrollo cultural de nuestras comunidades, ni la ciencia ni al deporte.

No podemos alegrarnos de nada en materia de desarrollo social, ya no se diga humano; no hay mucho que festejar cuando seguimos siendo cómplices del televisor, del corrupto que aparenta gobernar; nada que festejar frente a un mundo ciego ante la injusticia de la guerra. No es tiempo para perder nuestra facultad de razonar ante la emotividad de los buenos deseos y la compulsiva demanda de regalos, podemos hacer más por cultivar nuestro intelecto, resolver nuestros problemas morales y sociales. Nuestros fracasos sociales te reconfortan, pues felicidades… a festejar.

PD. ¿Qué quieres para navidad? ¿Qué quieres para el año nuevo? Salud!

 

Noticias de Tlaxcala

Esta información es producto de la recopilación de los hechos suscitados en la región. Esta revista informativa es solo un medio de comunicación, los editores se deslindan de cualquier responsabilidad sobre la veracidad y legitimidad de los mensajes o contenido.

Correo electrónico: contrastetlax@gmail.com

Zacatelco, Tlaxcala