Viernes, 15 Diciembre 2017

D Desarrollo Humano

“¿Por qué las personas no quieren llegar a casa?”

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

“Muchas veces aquellos sentimientos de vacíos son producto del miedo a aceptar que se puede ser feliz independientemente de las circunstancias pasadas, es importante aceptar que existen actos fallidos y asertivos en el diario andar y hacer buen uso de cada experiencia reconociendo sin ego el derecho a ser feliz que la vida otorga” Anastasio Díaz M.

En varias ocasiones, diferentes personas que leen esta sección me han sugerido hablar sobre algún tema que les proporcione alguna manera de entender “¿por qué a muchas personas no les agrada estar en su casa?”, por supuesto que la respuesta adecuada la tendrá cada persona que pase por esta situación, sin embargo hoy expresaré algunas probabilidades de manera general que deseo les permitan comprender y en su mejor caso prever formas para evitar o reducir estas reacciones humanas que al paso del tiempo afectan no solo la relación familiar sino también la social y por supuesto al ser individual generándoles conflictos internos que confunden la percepción de su realidad así como el desarrollo humano asertivo.

Tal vez usted conozca o usted mismo, ha pasado por momentos en los cuales siente nostalgia, sensación de abandono, inseguridad o seguridad extrema en donde su organismo y su mente genera cierta respuesta de ansiedad, dependiendo la edad cronológica o los diferentes roles que uno vive al interior de la familia a veces es posible externarlos de manera adecuada o no, si su posición jerárquica se lo permite tal vez es usted ama de casa o padre de familia, cuenta con los medios y en términos generales usted puede decidir individualmente, eso aminora un poco esas sensaciones, esas reacciones con salidas de compras, con visitas externas sociales, en el trabajo u otras actividades que le ayudan a “encontrar alivio” a su sentir.

Sin embargo si en el rango jerárquico es hijo de familia independientemente de la edad, no cuenta con ingresos propios, depende en gran parte de quienes están a cargo de usted (piense en sus hijos o en su pareja), ello limita alternativas que le permitan reducir esas sensaciones y dadas las circunstancias pareciera que todo está en orden cuando no lo es pues al interior de su mente de estas personas y sobre todo en sus reacciones físicas y emocionales se va gestando un grado de ansiedad que avanza día con día hasta que genera alguna respuesta no tan agradable en la mayoría de los casos (es importante también mencionar la capacidad individual, la personalidad y carácter de cada ser para afrontar situaciones así como su capacidad de adaptación al medio y otros factores importantes que le generen seguridad ).

Es probable que usted conozca a personas que “necesitan” salir todos los días a “dar una vuelta aun quesea cerca”, o que dicen “estarse asfixiando en casa y necesitan salir a respirar”, “es que lo que hacemos a diario nos hace sentir encerrados, hay que des estresarnos un poco”, comentarios como estos o peor aún tal vez sepa (o usted mismo), sea de aquellas personas que hacen todo lo posible y más para no llegar a casa, se justifican con “mucha actividad en el trabajo”, “para que nada le falte a mi familia, salgo desde muy temprano y dedico mi vida a trabajar…”, “la empresa, el taller, mi negocio no funciona bien si yo no lo atiendo todo el día…”, “necesito (en otros casos   “merezco”), salir con amigos o amigas pues soy joven o trabajo mucho y es necesario convivir con otras personas”, además de casos con jóvenes en edad escolar en donde por múltiples razones justificadas o no, no hay un control adecuado o conocimiento verdadero de sus actividades escolares, la ausencia de los padres por su trabajo, por diferentes razones incluyendo algunos ejemplos anteriores, la ausencia física o moral de quienes habitan en esas casas, la carencia de un hogar como tal con valores, normas y estructura humana; hacen o permiten que el joven en edad escolar deambule en otras partes sin mostrar interés de llegar a su casa.

Es verdad que la mayoría de las personas en edad juvenil (o a cualquier edad), de repente se vaya uno “de pinta”, no creo que haya una norma, regla o estadísticas sobre esto pero como ejemplo podemos mencionar que de vez en nunca, tal vez una vez al mes o algo así, pero existen casos (cada vez más casos), en que los estudiantes disponen o utilizan aun sabiendo los problemas, restricciones y demás actos que enfrentan en sus casa, aun así la mayoría de los días andan deambulando solos o con diferentes personas con el afán de retrasar la llegada a casa por supuesto poniéndose en riesgo e inventando mil justificaciones que ellos mismos , ni en su hogar les creen pero no afrontan de manera adecuada con el dialogo o reestructuración de la relación familiar, o bien vemos a padres de familia o a la esposa cubriendo horas extras en el trabajo de manera constante a veces jornadas de verdad espectaculares en donde aun así el ingreso es insuficiente (pues se va en impuestos por ingresos) y que cuesta trabajo aceptar que es una manera de no llegar a casa.

“¿Por qué las personas no quieren llegar a casa?”, usted lo sabe mejor que yo y aun cuando a veces cueste aceptarlo es importante a la brevedad posible iniciar y encontrar el sentido importante a la vida, aquello que le permita ser feliz y generar felicidad a su paso, que es verdad que como humanos necesitamos socializar pero que una manera asertiva será siempre iniciar con quien comparten nuestra vida de cerca, que nuestros hijos crecerán y repetirán la manera en como aprendieron de nosotros a relacionarse, que si nos ausentamos física o mentalmente de ellos, repetirán ese patrón conductual y no siempre conscientes más bien porque queda grabado en su subconsciente como lo adecuado.

¿Cuando alguien quiere permanecer en algún lugar?, cuando encuentra razones internas o externas para estar ahí.

¡Que tenga un excelente día, hasta pronto!

 

 

Noticias de Tlaxcala

Esta información es producto de la recopilación de los hechos suscitados en la región. Esta revista informativa es solo un medio de comunicación, los editores se deslindan de cualquier responsabilidad sobre la veracidad y legitimidad de los mensajes o contenido.

Correo electrónico: contrastetlax@gmail.com

Zacatelco, Tlaxcala