Martes, 21 Noviembre 2017

D Desarrollo Humano

Las batallas las afrontaremos juntos por difíciles que parezcan…

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

“Cuando las cosas no marchen bien, cuando sea necesario e inclusive cuando no lo sea, en cada momento que me requieras ahí estaré, las batallas las afrontaremos juntos por difíciles que parezcan, tu imagen y voz estarán cada día acompañándome para recordarme todo lo maravilloso que es la vida…”

Excelente día tenga usted amable lector, el día de hoy como en otras ocasiones iniciamos nuestra charla un tanto poética, ¿Cuántas veces hemos escuchado frases como la del inicio y cuantas veces hemos visto o hemos sido testigos directos de ver derrumbarse aquellas frases frente a nosotros o uno mismo no haberlas cumplido?

Considero desde mi infancia que la poesía así como cada muestra afectiva en el momento oportuno es importante externarlo, sin permitir que la rutina diaria, las necesidades diversas, el trabajo y otras actividades que suelen alejarnos por largos momentos de la sensibilización dando por hecho a veces que el amor y sentimientos pueden esperar en realidad considero que no tiene que haber razones para posponer tan grandioso regalo que el vivir nos otorga, pero bueno ese es mi sentir y respeto el suyo, tanto respeto su postura que le invito a experimentar de manera más frecuente hasta hacerla una manera de vivir el despertar sus sentidos y descubrir el gran potencial que tiene usted para amar y ser leal al ser que usted elija.

Escuchaba a mujeres defender su postura ante lo que deberían hacer los hombres respecto al trato con ellas, no es el objetivo crear mayor polémica de la que a diario se genera en diferentes maneras y en diferentes medios, sin embargo será inevitable tal vez de manera indirecta crear cierta controversia y ello por la razón de que a veces considero que se llega a extremos de defender cierta postura social o bien crear luchas de poderes respecto al género que se dice “defender”, si bien es cierto que por siglos las mujeres se han visto en situaciones vulnerables que las han puesto en desventaja en diversas maneras, también es cierto que en la actualidad hay sectores sociales en las cuales ahora son ellas quienes en su afán de defender lo que a veces llega al extremo violando los derechos humanos no solo de los hombres sino también poniendo en riesgo a otros miembros de sus familias ancianos, jóvenes o infantes por considerar que sus “derechos” les permiten desatender obligaciones o responsabilidades que debieron tener cuidado previo en aceptar

Y bien decía al inicio que no se trata de crear mayor polémica entonces enfoquemos el tema en la importancia de asumir responsabilidades propias y conjuntas con relación a todo lo que atañe o se necesita para hacer de cada día un verdadero vivir, en la actualidad por diversas causas es común ver y saber que muchas personas optan por tener hijos sin casarse o vivir con una pareja, se escuchan cada vez más casos en donde ambos acuerdan traer hijos al mundo expresando su desacuerdo para integrar una familia, por supuesto que no cuestionaré si esto está bien o no pues cada cual tiene la libertad de tomar sus propias decisiones, lo que si mostraré en este momento son algunos efectos que usted y yo tal vez notamos a diario y lo delicado de esas consecuencias en algunos casos

Y por falta de espacio en esta ocasión resaltaré solamente lo siguiente: La importancia de crear y generar relaciones adecuadas con la madre o padre de los hijos pues de ello dependerá en gran medida fomentar seres realizados, seguros de sí mismos, con hábitos y valores humanos adecuados desde temprana edad.

Si bien es cierto que ya de adultos tenemos que asumir responsablemente los resultados de nuestros actos sin justificarnos en situaciones del pasado porque ello de cualquier manera ya habrá sucedido y es justo no escudar actos fallidos en situaciones no superadas del pasado, también cierto es que si como padres viviendo en el mismo lugar o no, mostremos a los hijos  maneras adecuadas de relacionarse socialmente dejando atrás luchas de poderes que pongan en conflicto las emociones de los hijos, que queden atrás aquellas costumbres del pasado en donde se hablaba mal de la otra parte, enfatizando y destruyendo su imagen esa imagen que en algunos casos los hijos entienden  de manera obvia sin necesidad de resaltarla pues al hacerlo al desquitar aquellas frustraciones, odios, corajes y rencores lo único que se hace en los hijos es tatuarlas en su ser en aquellos seres que más adelante sufren al confundirse al ser tratados con actos comparativos desde el mismo hogar en donde se les culpa d entrada de algo que ellos no provocaron y que además en algunos casos les sirve equivocadamente para reaccionar agresivamente ante diferentes circunstancias de vida.

Si usted tiene la dicha de ser padre o madre, independientemente de cómo viva con ellos, independientemente de cómo ha asumido los criterios sociales culturales, estando físicamente o no cerca de ellos, a usted le recuerdo el gran valor humano y bendición cósmica de ser padre o madre y le sugiero revisar su actitud ante ellos y ante quien sea o fue su pareja, a recomenzar con criterios de respeto mutuo sin justificaciones banales y a respetar y fomentar el gran valor de ser seres humanos, a mostrarle con actos asertivos que si se puede vivir bien.

Hasta pronto, soy Anastasio Díaz Meléndez; promotor del potencial y desarrollo humano (asesorías al 246 122 4318)

 

 

Noticias de Tlaxcala

Esta información es producto de la recopilación de los hechos suscitados en la región. Esta revista informativa es solo un medio de comunicación, los editores se deslindan de cualquier responsabilidad sobre la veracidad y legitimidad de los mensajes o contenido.

Correo electrónico: contrastetlax@gmail.com

Zacatelco, Tlaxcala