Martes, 23 Mayo 2017

D Desarrollo Humano

¡Gracias por estar!

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Y entonces, inicia diciembre y con ello toda una gama de tradiciones, convivencias y emociones características de estas fechas.

En diferentes ediciones durante este año, en esta sección hemos recordado, el avance de los meses a manera de tener presente el ritmo y secuencia, de los propósitos que usted mism@ decidió alcanzar en el plazo de este año, será gratificante saber que además de serle útil al recordarle sus proyectos, de igual manera haya usted alcanzado cada uno de ellos y de no ser así, no sé usted, pero dudo que en un mes pueda realizar todos a la vez, pero bueno; eso solo lo decide usted.

No hay plazo que no se cumpla y este es el caso de la llegada de las festividades decembrinas, hemos comentado en otras ocasiones de como algunas personas mencionan no dar importancia o no parecerles importante el festejar fechas, momentos históricos, tradiciones culturales y otras situaciones más de interacción social, he mencionado también como un compañero en la escuela en mi juventud me escribió en cierta ocasión una nota cuando le hablaba sobre festejar algo en ese momento (si mal no recuerdo, precisamente iba en relación a la Navidad o a estos días) y me decía en su nota: “un día más es un día de trabajo, no de fiesta ni de algarabía; de trabajo”, de igual manera una compañerita en cierta ocasión, por estas fechas, también me dio un excelente ejemplo de vida, seguramente intentaba en ese momento darme una lección inmediata pero no supo la magnitud de la percusión que eso tendría en mí, sucede que días antes le había reclamado (me sentía mal), porque  según yo tenía constantes atenciones para con ella y la más reciente en ese momento consistía en un detallito con motivo de la cercanía de la Navidad, el punto es que llegó al otro día con una tarjeta Navideña, con letras muy bien marcadas y un breve texto que marcó un gran cambio en la manera de percibir la vida, decía:  “aquí una muestra de toooodo  mi afecto…”

¿Recuerda usted que le he sugerido no vivir en el pasado, dejarlo donde pertenece, porque cada vez que lo traemos al presente daña y se convierte en un nuevo presente que muchas veces, si la experiencia fue mala afectará el desarrollo o la plenitud de algo positivo que se está logrando?, pues bien, los ejemplos antes mencionados ya pasaron por un proceso en mí, por ello puedo ahora comentárselo y rescatar de ellos algo que deseo aporte asertivos criterios en su vida.

Los seres humanos comúnmente formamos nuestra personalidad a través de ensayos, de aciertos y errores, de lo que la vida nos aporta en las diferentes facetas y roles sociales que nos permite tener, es como adquirimos valores, carácter, formas de proyectarnos ante los demás y lo más importante: éxito en la calidad de vida que cada quien decida tener.

Bien, con el ejemplo de la compañerita, podemos entender que su mensaje fue irónico y cortante, que en ese momento no se sentía a gusto con lo que días antes le había expresado y que fue una manera diplomática de “pagar” las atenciones ofrecidas por mí. En muchos momentos de nuestra vida encontramos personas que por alguna razón,  no somos o seremos de su agrado y ello es importante saberlo, entenderlo y acéptalo, nadie está obligado a que le resultemos agradable y es grato recibir la aceptación de otras personas sí, pero de manera voluntaria, energética y sobre todo por méritos propios, esto es, por lo que la gente ve en nosotros, no por lo que queremos que vean, lo cual en algunos casos ni existe porque en el afán de ser aceptados por alguien en diferentes facetas de la convivencia social (empleo, familia, amistades, pareja…), en algunos casos nos auto saboteamos  fingiendo ser quienes no somos, ridiculizándonos con nosotros mismos a través de nuestras acciones o en casos más extremos perdiendo dignidad y con ello no pretendo fomentar egos no, el objetivo es ser asertivos y vivir en el presente constante, no “girar de cabeza, como trompo chillador, ni brincotear  como cachorrito por cada croqueta, más bien,  ser autentico, ir por la vida con metas y objetivos trazados y esto  de manera automática, casi mágicamente hará realidad que la persona que deseamos  se acerque a nosotros y por supuesto ser constantes y seguros de sí mismo, la permanencia de quienes deseen estar cerca dependerá de la  constancia, seguridad, personalidad y carácter que vean en nosotros; ¡que perciban de usted!

El otro compañerito, con su mensaje también me hizo una importante aportación, es verdad que “cada día es un día más de trabajo, no de fiesta ni algarabía…”, si, cada día es importante hacer buen uso de él, valorar  la vida en cada momento, en cada amanecer, pero no solo de trabajar como abejitas sin descanso, no digo, es más no sé la postura, ni criterios de las abejas ante la vida, lo que sí sé es que a veces se trabaja incansablemente sin saber a dónde se desea llegar y entonces mucho de lo que se hace solamente cansa al cuerpo, al espíritu, a quienes comparten espacio o su vida con nosotros, es verdad que hay que ser productivos, generar ingresos económicos que nos permitan cubrir necesidades humanas, pero ello también  requiere de un ritmo, de una programación, de disfrutar los logros y compartirlos con los seres queridos, ¡no comprendo  la necesidad de algunas personas que hacen de su trabajo una prioridad que les aleja de quienes están cerca de ellos, de quienes por momento dependen de ellos pero menos aún de “trabajar” tanto hasta hacerlos perderse de sí  mismos, de vivir, de sentir, de estar!!

 

Diciembre ha iniciado y le deseo que esta vez olvidemos un poco los propósitos para fin de año o para el año próximo y en lugar de propósitos hagamos realidad cada pensamiento asertivo que nuestro ser interior sabiamente provoca en cada uno de nosotros; ¡gracias por estar!

 

Noticias de Tlaxcala

Esta información es producto de la recopilación de los hechos suscitados en la región. Esta revista informativa es solo un medio de comunicación, los editores se deslindan de cualquier responsabilidad sobre la veracidad y legitimidad de los mensajes o contenido.

Correo electrónico: contrastetlax@gmail.com

Zacatelco, Tlaxcala