Jueves, 23 Marzo 2017

D Desarrollo Humano

¿Qué hacemos con lo aprendido?

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

Le ha sucedido que por momentos parece ser que le pesa continuar con actitudes o situaciones aprendidas y en ese lapso genera confusión es su ser, que por un lado siente la necesidad” de continuar con la cultura aprendida, costumbres y tradiciones, hábitos y costumbres pero al mismo tiempo considera que parte de ello le obstaculiza el desarrollo que usted se ha trazado, le genera conflictos internos que alteran sus emociones y carácter entorpeciendo sus relaciones humanas?.

Al nacer, nuestros padres nos van transmitiendo lo que consideran que nos servirá para salir adelante en la vida, ellos lo hacen de la mejor manera solamente que al paso del tiempo algunas dejan de ser funcionales y es cuando haciendo una revisión individual será momento de reaprender o desaprender algo de ello.
Reaprender.

La mayoría de los padres o familiares cercanos, personas que se hacen cargo de nosotros en la infancia, transmiten su perspectiva de vida acorde a como la perciben ellos, van desde quienes conciben la vida como un sufrimiento constante (“ cargar con su cruz”,” venimos a sufrir” ,”no se puede uno confiar en nadie”,etc.), quienes sobre protegen y “resuelven” todo para que los hijos “no tengan que padecer “ lo ellos dicen haber sufrido (“como yo no tuve, “nadie estuvo conmigo cuando..”, ”no quiero que ellos…”) y quienes de manera metódica, solamente ven la vida como un proceso en el cual “venimos a hacer dinero”, (crear “genios”, minimizar sentimientos y priorizar trabajo que renumere”).

Por supuesto que nadie tiene la última palabra sobre lo que está bien o mal (por cierto términos confusos para explicar por todas las vertientes que presentan), pero lo que si puede servir es saber y ejercer el darnos cuenta a través de una revisión constante de nuestros actos y conductas que de todo lo aprendido puede servirnos para avanzar a nuestra realización plena.

Desaprender.

Si ya estamos en el proceso de “revisar” nuestra realidad constante entonces de esa manera podemos saber asertivamente que queremos conservar, rescatar o eliminar de nuestra mente (acomodar esa cultura, conducta aprendida o directivas que ahora entorpecen la toma de decisiones).

Y tal vez, solo tal vez podamos descubrir que no es tan malo hablar con desconocidos teniendo cuidado y discreción (dándole un tiempo al desarrollo de la confianza y conociendo un poco más sobre los demás), porque además con una comunicación adecuada podemos conocer personas que nos ayuden (con acciones variadas) a lograr los objetivos trazados (empleo, relaciones humanas, contactos de desarrollo y superación constante, relaciones sentimentales adecuadas, etc.), también desaprendiendo conductas a veces exageradas o rígidas innecesarias podemos descubrir que no malo, grave ni vergonzoso demostrar y transmitir sentimientos, que es mentira que nos vemos mal riendo y que podemos hacer lo que algunos consideran tonterías sin sentir culpa ni estarnos cuidando de lo que los demás consideren mal (del “qué dirá la gente”).

Con estos dos ejercicios a mi parecer sencillos pero importantes al ejercerlos, podemos tal vez darnos cuenta que no hay límites para expresar, otorgar y recibir sentimientos nobles, aceptar que el mundo inicia a nuestros pies y que es uno mismo quien decide hasta donde avanzar, que no solo podemos darle la vuelta al mundo de frente que además podemos recorrer cuatro puntos cardinales básicos, varios vectores y muchos grados antes de pensar que lo sabemos todo, que arriba hay un universo infinito, al interior un mundo inexplorable y en medio una maravilla de naturaleza y humanidad tan amplia y diversificada como nuestra propia mente.
Podamos descubrir que como dice aquella canción:” se hace camino al andar, al andar se hace camino…”y que usted decide cuándo y hacia dónde avanza.

Hasta la próxima semana, soy Anastasio Díaz Meléndez y es un placer escribir esta sección para usted.
Promotor del desarrollo humano (psicólogo) 246 122 43 18.

 

Noticias de Tlaxcala

Esta información es producto de la recopilación de los hechos suscitados en la región. Esta revista informativa es solo un medio de comunicación, los editores se deslindan de cualquier responsabilidad sobre la veracidad y legitimidad de los mensajes o contenido.

Correo electrónico: contrastetlax@gmail.com

Zacatelco, Tlaxcala