Lunes, 22 Mayo 2017

O Opinión

Tlaxcala no ha sentido el infierno

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Esto en un café de un lugar citadino donde reinaba la tranquilidad y ahora que me siento a escribir estas líneas veo lo afortunada que somos al poder estar sin ningún otro pendiente más que esa charla.

La verdad es que Tlaxcala no ha sentido el infierno que otros estados en este momento viven y ayer mientras veía el noticiero de Joaquín López Doriga me preguntada la frustración que han de tener esos padres de familia a DOS su DOS meses de la desaparición de sus hijos.

Y me remonte a mis clases de universidad específicamente a la clase de periodismo uno, en la cual la profesora Azzul Mendoza Sosa nos hizo leer una crónica que hablaba del sufrimiento real de los padres de familia al haber vivido un levanton.

Y es que ese término parece cada vez más sonado, cada vez se da con más constancia y nadie OBSOLUTAMENTE NADIE ha podido combatir este terrible hecho.

Parte de lo que recuerdo que no es textualmente decía; que las personas que han sufrido un secuestro mínimo tenían un rayo de luz al saber que estaban con vida, las personas que habían encontrado a sus hijos ya muertos tenían ya una respuesta al saber que sus hijos estaban en una mejor vida o mínimo descansando en paz, pero los que habían sufrido un levantón nunca podían descansar, su sufrimiento era posterago y cualquier rayito de esperanza te hacia palpitar tu corazón, pero todos los días era levantarse y pedirle a sus santos a su Dios, al universo, o a lo que ellos creyeran que estuvieran vivos, pero mientras tanto nunca se descansaba.

Ese dolor que están sufriendo las 43 familias de estos normalistas no puedo ni siquiera describirlo y me uno a esta lucha desde esta trinchera y felicito a quien tuvo la fantástica idea de colocar las fotos en el palacio municipal de Zacatelco, gracias, gracias a todos los que han prendido una vela de esperanza, los que han salido a las calles a manifestarse, los que han tenido las agallas para dar un discurso, lo que han tomado la bandera de la justicia y de la cero tolerancia.

Ya que no es posible que en pleno siglo XXI sigan habiendo este tipo de atropellamientos, no es posible que reine la injusticia en nuestras tierras, no es posible que nos quedemos sin hacer nada y si nuestras autoridades federales no pueden con el caso que recurran a instancias internacionales, que se muevan que hagan algo, mientras tanto nosotros como sociedad debemos de alzar las voz, debemos de seguir pidiendo el regreso de estos 43 normalistas con vida, pero sobre todo tampoco olvidarnos que en los últimos días han aparecido más fosas clandestinas y que seguramente esa persona que fue asesinada aún la siguen esperando en casa, que hay quien reza por que regresa a casa.

PD. Agradezco a los ciudadanos que donaron las tapas en el municipio de Zacatelco mostrando que solo se necesita unirse para dar resultados, gracias a los vecinos de la calle Zaragoza que se armaron de valor para detener a un ladrón y desde entonces bajaron los índices delictivos al menos por esa calle, gracias a los campesinos ejidales que me dieron su confianza para hacerle una entrevista y que saliera su verdad en este impreso, gracias a usted que desde su trinchera hace cambios significativos para que esta sociedad mejore.

 

Noticias de Tlaxcala

Esta información es producto de la recopilación de los hechos suscitados en la región. Esta revista informativa es solo un medio de comunicación, los editores se deslindan de cualquier responsabilidad sobre la veracidad y legitimidad de los mensajes o contenido.

Correo electrónico: contrastetlax@gmail.com

Zacatelco, Tlaxcala